Os proponemos un viaje para neófitos en el Ártico invernal, donde se hará una travesía sencilla con esquís y pulka, combinada con un curso de introducción al mundo polar en la tundra y la taiga y donde no se requiere experiencia previa, en un curso pensado para los que empiezan de cero, para aquellos que nunca han acampado sobre la nieve, ni han arrastrado un trineo; incluso para los que nunca se han puesto unos esquís.

Durante la ruta nuestro guía os introducirá en este fascinante mundo y os dará muchas nociones básicas de vida y viaje sobre la nieve, se tratarán temas como la orientación, protección contra el frío, montaje de campamentos, normas básicas de supervivencia… conocimientos y técnicas que son muy importantes para realizar otros viajes polares.

Un programa dónde viajaremos al sur de Noruega, la zona polar más meridional y accesible de Europa.

Plan de Ruta iniciación Polar

Día 1- Llegada a Oslo. Traslado desde la estación central de OSLO hacia el primer alojamiento en cabaña (uso de saco de dormir en habitaciones compartidas).

Días 2– Después del desayuno preparación del equipo para la travesía y presentación de la ruta sobre el mapa.
Recorrido con esquís sin pulka, en concepto de toma de contacto. Noche en cabaña.
Dependiendo de la longitud del recorrido si las condiciones lo permiten, podemos hacer un refugio de nieve cerca de la cabaña.

Día 3- 4 Durante la ruta seguiremos con paradas que aprovecharemos para picar algo que nos provea de calorías rápidas para contar con energía suficiente durante la marcha.
Las etapas suelen durar entre 4 y 6 horas siguiendo un ritmo suave, por lo que no se requiere una especial forma física para participar en la travesía.
Noche en tienda o cabañas sin guardar.

Día 5- Después del desayuno y tras recoger el campamento, seguiremos nuestra ruta con esquíes y pulkas. Por el camino aprenderemos técnicas de orientación sencillas. El avance del grupo siempre depende de las condiciones meteorológicas, la profundidad de la nieve…
Finalizada nuestra expedición, ordenaremos nuestro material de expedición, prepararemos nuestro equipaje e iniciaremos nuestro camino de regreso a Oslo.
Cena de despedida y noche en albergue.

Día 6 – Visita libre en la ciudad (dependiendo de los horarios de salida del vuelo). Vuelo de regreso.

Notas importantes
  • Este viaje ha de ser considerado como una expedición donde pueden ocurrir circunstancias imposibles de prever, como mal tiempo, mal estado del hielo, etc. y, por tanto, está sujeto a cambios sobre el terreno.
  • Al finalizar la travesía habremos tenido nuestra primera toma de contacto real con las expediciones polares.
  • Habremos aprendido desenvolvernos en el uso de los esquís de travesía y las pulkas, y a ser un poco más independientes en y autónomos en lo que a la supervivencia en montaña se refiere.
  • Nivel: INICIACIÓN. Ruta de iniciación polar. Pensada para aquellos que no tienen ninguna experiencia previa en travesías invernales y desearían introducirse en el fascinante mundo de las expediciones polares.
  • Condición física: Se requiere un mínimo de forma física. Las etapas son de 4 a 6 horas de actividad. El objetivo del viaje no consiste en esquiar muchos kilómetros sino en aprender. Por ese motivo, se necesita algún tiempo de prácticas al margen del recorrido previsto.
  • La dureza depende en gran medida de las condiciones climatológicas, que pueden ser adversas y cambiantes.
  • Durante la travesía se impartirá un curso de iniciación a las técnicas de supervivencia. Para eso no hay necesidad de contar con ningún tipo de conocimiento previo. El viajero podrá aprender sobre los efectos del frío en el organismo, técnicas de orientación y desplazamiento en zonas nevadas, protección contra el frío polar; material y alimentación; cómo obtener agua a partir de nieve; técnicas de progresión y seguridad entre otras.