Shiraz, Persépolis, Naqsh-e Rostam, Yazd, Isfahan, Abyaneh, Kashan, Qom, Teherán…

Bienvenidos a lo que podría ser el país más amigable de la tierra. Irán es la joya de la corona del Islam, que combina una arquitectura gloriosa con una cálida bienvenida. Caminar por el increíble poder y la belleza de Persépolis, experimentar el poder remoto de este viaje te transportará a los gloriosos días de la antigua Persia.

Persia clásica en un viaje con varias salidas para nuestro grupo de viajeros singles, en un programa muy especial que no te dejará indiferente, y en el que descubrirás un destino único.

Si te atraen los lugares donde los ecos de las civilizaciones antiguas resuenan a través de las edades, Irán podría ser lo que estás buscando,… Algunos de los nombres más importantes de la historia, Ciro y Darío, Alejandro Magno, Genghis Khan, dejaron su huella aquí y las ciudades que conquistaron o sobre las cuales gobernaron se encuentran entre las mejores en una región rica en ruinas de tan gran extensión.

Ref: 910VERIRA

Datos del Viaje

Duración del viaje:

10 días / 09 noches

Fechas y precios por persona  2020:

Del 1 al 10 de Agosto
Del 12 al 21 de Septiembre

Habitación doble compartida: 1.975€
Suplemento individual: 375€
Tasas aéreas: 330 € aprox.

Alojamiento previsto o similar:

Teherán: Kosar o similar
Isfahán: Khaju o similar
Yazd : Dad o Similar
Shiraz: Elizeh o similar

El precio incluye:

Transporte en avión, clase turista Vía Estambul.

Ciudad de origen / Estambul / Shiraz
Teherán / Estambul / Ciudad de origen

Recepción en el aeropuerto a la llegada
Traslados especificados
Traslados por tierra en minibús con aire acondicionado
Alojamiento en hoteles de **** en habitaciones dobles con baño privado
Alimentación especificada (8 desayunos)
Guía local de habla hispana, durante la ruta
Visitas y actividades especificadas en el itinerario
Entradas a los lugares a visitar especificados como incluidos
Seguro de asistencia en viaje

El precio NO incluye:

Alimentación no especificada en el cuadro
Visitas, actividades y entradas a lugares no especificados
Extras personales, como bebidas, lavandería, teléfono…
Propinas
Visado y tramitación
Tasas de aeropuerto – Tasas aéreas
Seguro de cancelación: Consultar precios y condiciones
Servicios no especificados en el “Incluye”

Programa del viaje

DÍA 1.- CIUDAD DE ORIGEN / SHIRAZ

Salimos en vuelo hacia Estambul y conectamos con el vuelo a Shiraz. A la llegada, de madrugada, nos esperan para el traslado al hotel.

DÍA 2.- SHIRAZ.

Comenzamos un recorrido por la ciudad, visitando la tumba de Hafez, el jardín de Eram y la mezquita Vakil. Resto del tiempo libre, para poder deambular por su interesante bazar.

Tumba de Hafez
Descansan los restos de este gran poeta iraní que nació en Shiraz en el siglo XIV y vivió toda su vida. Se encuentra en un jardín debajo de un templete, rematado por una cúpula que representa el sombrero que usaba el poeta.

Tumba de Sa’dí
Se encuentra en un jardín, en el lugar donde vivió este poeta del siglo XIII.

Los Jardines de Eram
Son unos jardines públicos, situados al nordeste de la ciudad que además de su belleza, tiene la ventaja de poder observar la vida cotidiana de la gente, sobre todo al atardecer, cuando se convierte en uno de sus centros de reunión para el ocio. Posee en el centro, un palacio de la época Qajar, del que resalta su fachada, todo ello rodeado de canales y flores.

Bazar-e Vakil
Se encuentra en el centro histórico de la ciudad y es uno de los más bonitos del país. Con altas y amplias galerías, alberga bonitos patios, viejas tiendas donde se vende de todo, alfombras, cobre, artesanía, antigüedades….,casas de baños, caravansarais y casas de té, destacando la antigua Chay Khaneye Sara-ye Moshir que se encuentra en la entrada sur, en un edificio construido en el año 187, con dos pisos y un estanque octogonal en el centro. Conecta con la mezquita del mismo nombre, integrada en la misma estructura del bazar una construcción de gran belleza, siguiendo el estilo puramente persa.

Mezquita Vakil
Construida durante el reinado de Karim Khan Zand, quien embelleció Shiraz entre los años 1750-1779, fue terminada en 1773 y después restaurada en 1825. Con una superficie de 3600 metros cuadrados, es uno de los monumentos más valiosos del período Zandieh.
Tiene dos puertas de entrada, la del norte y la del sur, acompañadas con bonitos mosaicos y una sala de oraciones con 48 columnas en forma de espiral.

DÍA 3.- SHIRAZ. EXCURSIÓN A PERSÉPOLIS Y NAQSH-E ROSTAM

Por la mañana, salimos hacia los restos de la ciudad de Persepolis (60 km aprox), tras la visita nos trasladamos a las tumbas de Naqsh-e Rostam. Finalmente regresamos a nuestro hotel en Shiraz y visitamos el mausoleo de Shah Cheragh.

Persépolis
Declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, parece que se comenzó a construir en el año 518 antes de Cristo, durante el mandato de Darío I y después fue ampliado por su hijo y por su nieto.
Capital del Imperio Persa durante la época aqueménida, ocupa un área de unos 125.000 metros cuadrados. Resalta su arquitectura única, con inscripciones y tallados extraordinarios, altas columnas de madera de cedros libaneses y otros árboles traídos de la India.
Inmensas estelas funerarias y templos, dan fe de la gran actividad de esta ciudad durante el siglo X antes de Cristo.

Naqsh-e Rostam
Situado a pocos kilómetros al norte de Persépolis, es conjunto arqueológico emplazado en un gran desfiladero. Esta necrópolis alberga las tumbas de los principales soberanos Aqueménidas Darío I, Jerjes, Artajerjes y Darío II que comenzaron a enterrarse aquí una vez que adoptaron el zoroastrismo como religión oficial. Aunque las cuatro tumbas reales están en forma cruciforme, no tiene nada que ver con la religión cristiana, sino con los cuatro puntos cardinales.

Mausoleo de Shah Cheragh
Guarda los restos de Sayyed Mir Ahmad, un hermano del Imán Reza que murió en Shiraz. Es uno de los mausoleos más sagrados del país e importante centro chiíta de peregrinación. Familias y grupos de fieles se dan cita en su inmenso patio central.

DÍA 4.- SHIRAZ / YAZD

Salimos por carretera hacia Yazd (442 km aprox.), una típica ciudad del desierto. Tras el alojamiento, visitamos las torres de silencio.

Yazd
Situada al pie del monte Shir Kuh, es una de las ciudades más antiguas y de mayor importancia histórica de Irán. Posee una original arquitectura de casas de adobe y en sus construcciones destacan dos elementos, las cúpulas circulares y las famosas torres de ventilación (bagdir). Llamada por Marco Polo, “Ciudad Noble”, está refrigerada por un original sistema de canales de agua subterránea y en ella vivió una comunidad de seguidores de Zoroastro.
Actualmente, tiene una animada vida social y es conocida por su artesanía, a pesar del desarrollo industrial de los últimos años. Es un centro de producción textil y el mercado de seda de lujo.

Torres del Silencio
Son construcciones funerarias circulares, donde se depositaban los cadáveres de los difuntos para que fueran consumidos por el sol y los buitres del desierto, evitando su contaminación y así purificarlos, tal y como dispone la antiquísima tradición zoroástrica de más de 3000 años.
Llamadas dakhmas, forman tres círculos concéntricos. En el exterior se depositan los cadáveres de los hombres, en el intermedio los de las mujeres y en el interior los de los niños. Una vez que solo queda el hueso, son guardado en unos osarios en el interior de las torres.
Aunque hubo muchas, hoy apenas quedan, pero a pesar de que en los años 70 se prohibieron estos ritos, parece se sigue practicando clandestinamente.

DÍA 5.- YAZD / ISFAHAN

Por la mañana nos dirigimos a la plaza de Amir Chaghmagh, donde podemos ver las fachadas que forman el complejo, visitamos la mezquita Jameh y el templo de fuego. Tras finalizar, salimos en dirección a Isfahan (312 km aprox.), donde nos alojamos tres noches.

Templo del Fuego
Fue construido en 1934 y es uno de los pocos templos fuego zoroastrianos en funcionamiento. Tiene un gran patio rodeado de árboles con un estanque redondo en el centro. La sala donde se guarda el fuego sagrado está en el centro del edificio, con otras salas destinadas a la oración.
El fuego que arde en su interior tiene 1530 años, llegando a Yazd en el año 1935. Tiene un carácter muy sagrado para los zoroastrianos, gestionado completamente por ellos, se mantiene económicamente, mediante los donativos de los zoroastrianos más piadosos.

Mezquita Jameh
También conocida como la mezquita del Viernes, tiene grandes dimensiones y una de las portadas más altas del país. Construida en el siglo XIV, posee una gran cúpula y dos minaretes de 48 metros de altura que flanquean la entrada. Está decorada con bellos mosaicos y azulejos. Los viernes se permite que las mujeres puedan subir arriba para rezar o para hacer fotografías.

Isfahan
Es una de las ciudades históricas más importantes de Irán y la tercera más grande, después de Teherán y Mashhad. Está localizada, en el valle del río Zayandeh Rud y ya desde la antigüedad, en la época aqueménida, fue residencia real, especialmente en la temporada estival.
Después, al ser conquistada por los musulmanes en el 640, fue embellecida con mezquitas y edificios de interés, hasta que los samánidas se establecieron en ella en el 903, y en el siglo XII fue notablemente destruida por los ismaelíes.
Su gloria se produjo cuando el monarca Safavi Shah Abbas I la reconstruyó y trasladó aquí su capital en 1591. Levantó palacios, grandes mezquitas, caravasarais y puentes, muchos de los cuales son considerados obras maestras del arte islámico. Con cerca de un millón de habitantes, estaba considerada por los viajeros como la ciudad más prospera del mundo.
Aunque, tras el derrocamiento y pese a la pérdida de la capitalidad, la ciudad cayó en decadencia, ha seguido siendo una importante urbe que aún conserva su belleza..
Posee varios puentes pintorescos, como el de los Treinta y Tres Arcos (siglo XVI), y el Khaju (siglo XVII), que tiene dos pisos de arcadas.
Es famosa por sus finas alfombras y los trabajo en metal, especialmente filigrana de plata.

DÍA 6.- ISFAHAN

En el recorrido de nuestra primera jornada, visitamos la plaza de Imán, donde se encuentran el palacio de Alighapu, las mezquitas de Sheikh Lotfolah e Imán y el gran bazar (si no es viernes). Después el palacio Chehel- Sotun o de las Cuarenta Columnas.
Por la tarde noche, visitamos sus puentes medievales.

Plaza del Iman o Naghsh-i Jahan
Con forma rectangular, tiene una superficie de 8000 metros cuadrados (el doble de la plaza Roja en Moscú), es la más grande del país y la segunda del mundo. Data del año 1612 y se encuentra perfectamente urbanizada con una arcada todo alrededor, un palacio, dos mezquitas y la puerta de acceso al bazar que la rodea. Está toda ella ajardinada y es un lugar de paseo y de descanso en los días de fiesta de los iraníes.
Antiguamente los monarcas safávidas la utilizaron como campo de polo, por lo que se conservan aún los postes de portería.

Palacio de Alighapu
Data del siglo XVII y es sin duda una obra palaciega maestra del período safávida. Con una altura de 48 metros, tiene seis pisos, cada uno con decoración propia. Su amplio vestíbulo de entrada, está delicadamente decorado con relieves policromados y tiene una capacidad para 200 personas. Desde su terraza, se tienen excelentes vistas de la plaza y de los tejados de la ciudad

Mezquita de Sheikh Lotfolah
Es una joya arquitectónica construida por mandato del monarca Sha Abbas I. Su estructura es muy diferente a cualquier otra mezquita iraní, no tiene ni patio, ni alminares. La decoración de su fachada, es en tonos azul turquesa y rosa, sobre fondos amarillos. La sala de oración tiene planta cuadrada, con una gran cúpula circular decorada con lujosos azulejos.

Mezquita del Iman
Se encuentra al sur de la plaza de Naghsh-i Jahan y está considerada una de las más bonitas del mundo. Mandada construir por Abbas I entre los años 1612 y 1630 es la obra maestra de la arquitectura persa.

Gran Bazar
Situado al norte de la Plaza de Naqshe-e Jahan, es uno de los más bonitos y tradicionales. Está formado por galerías cubiertas y cúpulas redondas, callejuelas, patios, caravanserais, tiendas, talleres…, a lo largo de unos cinco kilómetros.
Entre otras cosas, en él se puede encontrar artesanía de oro y plata, esmaltes, alfombras, antigüedades y pintura en miniatura.

El Palacio Chehel Sotun o Palacio de las 40 Columnas
El edificio se alza en medio de un gran jardín de la ciudad, en uno de los extremos de un largo estanque, en el cual se refleja.
Parece que empezó a edificarse durante el mandato de Shah Abbas el Grande y que se terminó durante el reinado de Shah Abbas II, en el final del período safávida. Fue destinado a las ceremonias oficiales y otros eventos de la corte, siendo el lugar donde recibía a los embajadores y dignatarios de otros reinos.
Su gran sala de audiencias, situada en la parte central del edificio, es abierta y comunica con otras estancias.
El pórtico principal es sostenido por veinte columnas de madera que parecen 40 por el reflejo del estanque, si se mira hacía el Palacio, motivo por el que es conocido como “Palacio de las cuarenta columnas”.
Las dependencias interiores están adornados con cuadros representando escenas de la corte, finas y delicadas miniaturas y cuadros de caligrafía.

Puentes Medievales

Hay once puentes que cruzan el río Zayandeh y conectan sus orillas por diferentes lugares de la ciudad, que son el orgullo de Isfahán y lugar de paseo de sus habitantes.
Hay tres que destacan por su antigüedad, su construcción…..
El puente Sharestan, es el más antiguo (siglo XII), construido en piedra y ladrillo es el más lejano del centro. Su sencillez y su pequeño tamaño lo llenan de encanto, encerrando en él toda la fuerza del medievo islámico.
El puente Khaju, es el mayor y el más bonito. Mandado edificar por Abbás II, tiene dos alturas y una cuidada decoración a los lados de la calzada que lo atraviesa. Es un ejemplo de sofisticación y equilibrio.
El puente Si-o-Seh Pol o puente de los treinta y tres arcos, fue construido en 1602 y es uno de los símbolos de la ciudad. Es uno de los más concurridos, y en sus bajos, casi tocando el agua, se encuentra una de las casas de té más conocidas de la ciudad.

DÍA 7.- ISFAHAN

En nuestro segundo día en Isfahan, nos trasladamos por la mañana a la catedral y al museo de Vank. Tras la visita nos dirigimos a la mezquita del Viernes y después al palacio de Hasht Behesht.
Por la tarde, recorremos los tres puentes sobre el río Isfahan.

CATEDRAL DE VANK
Situada en el barrio armenio, es un pequeño grupo de edificios con una curiosa mezcla de estilos y gustos iraníes con los de la comunidad armenia. La iglesia es la más importante de todo el país y su estilo es una mezcla de arte iraní y arte renacentista italiano. En su interior, las paredes y los techos, aparecen decorados con pinturas al óleo que representan escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento.
Además de por el templo, el complejo está formado por un museo, la casa del arzobispo de Isfahán y oficinas.

MUSEO DE VANK
Se encuentra al lado de la catedral y sorprende la curiosa mezcla de lo que en él se expone. Impresionan las fotografías que dan testimonio del genocidio la persecución de que fue objeto la comunidad armenia a principios del siglo XX, a manos de Turquía y como curiosidad hay un pelo en el que se puede leer, gracias a un microscopio, una frase escrita.

MEZQUITA DEL VIERNES O MEZQUITA DE JAMÉ
Situada en el centro histórico, es el edificio de su tipo, más antiguo, conservado en Irán (siglo XI). Las distintas modificaciones sufridas, la han convertido en un observatorio de la evolución de la arquitectura religiosa del país. El complejo, que abarca más de 20.000 metros cuadrados, cuenta además, con salas construidas en diferentes estilos arquitectónicos, de modo que puede decirse que actualmente representa una historia condensada de la arquitectura iraní.
Tiene un inmenso patio cuadrangular, con una pileta de mármol y un viejo vestíbulo, aunque sus elementos más característicos son sus dos cúpulas, ambas del siglo XV.

DÍA 8.- ISFAHAN/ABYANEH/KASHAN/QOM/TEHERÁN

Salimos muy temprano hacia el pueblo de Abyaneh y tras su visita, continuamos hacía Kashan (80 km aprox.), mundialmente famosa por sus alfombras, aunque también destaca por su seda, cerámica, objetos de cobre y agua de rosas y su bazar. Visitamos la casa Tabatabaei y el baño FIN y seguimos a la ciudad Qom, donde realizamos una visita panorámica de la ciudad.
Finalmente llegamos a Teherán, donde nos alojamos (450 km aprox.).

ABYANEH
Con unos 1500 años de antigüedad, este aislado y pequeño pueblo, está situado a los pies del monte Kar-Kas, posee empinadas y sinuosas calles de barro y piedra y un laberinto de casas de adobe rojo, con ventanas de celosía y frágiles balcones de madera. Aferrado a un carácter y a una tradición que no entiende de revoluciones, han mantenido su colorida vestimenta.
Probablemente el edificio más hermoso es la mezquita Jameh (siglo XI), con su minarete de nogal y sus tallas antiguas. En la parte superior de la aldea se asientan las ruinas de lo que fue un fuerte sasánida .

KASHAN
En esta agradable ciudad oasis, se encuentra concentrado todo lo que supone la cultura persa, mezquitas, caravansarais, alfombras, bazares, jardines señoriales… Parece que fue habitada en el siglo IV a.C, aunque su historia escrita no se conoce hasta el período selyúcida (1051-1220).
Shah Abbas I, más conocido como Abbás el Grande, el que fue Sah de Irán desde 1588 hasta su muerte, y el más eminente gobernante de la dinastía Safávida, está enterrado aquí.

QOM
Según descubrimientos arqueológicos, parece que ya tenía habitantes en el siglo V a.C. Situada a unos 125 kilómetros al sur de Teherán,es una de las siete ciudades santas del chiismo, por ser el lugar donde está enterrada Fátima, hermana del Iman Reza.
La superficie del recinto sagrado, de las galerías y de los tres patios es de 14.000 metros cuadrados, a lo que hay que añadir las tres mezquitas, con lo que la superficie total llega a los 25.000 metros cuadrados.
El acceso está prohibido para los no musulmanes, se visita únicamente por fuera.

DÍA 9.- TEHERÁN

Por la mañana, recorremos la ciudad, visitando: el museo arqueológico y el museo del vidrio, el palacio del Shah y el gran Bazar (si no es viernes).

TEHERÁN
Capital de Irán, es la ciudad más importante y más extensa del país y una de las urbes más importantes del mundo islámico. Ubicada en el norte del país, ya existía como poblado en el siglo IX., pero con la devastación del país, por los mongoles en el siglo XIII, se convirtió en el núcleo urbano más importante de Persia. Su encanto no radica solo en majestuosos edificios, si no también en su propia personalidad. Cuenta con numerosas zonas ajardinadas y con los mejores museos del país, además de algunos edificios interesantes.

DÍA 10.- VUELOS TEHERÁN/ESTAMBUL/CIUDAD DE ORIGEN

De madrugada, traslado al aeropuerto para salir en vuelo hacía Estambul y conectar con el vuelo a Madrid o Barcelona. Llegada y fin de los servicios.

Notas importantes